El estadounidense Lou Reed, compositor fundamental y uno de los músicos esenciales del último siglo, ha muerto el día de hoy (27 de octubre) a los 71 años. Según informa Rolling Stone, sitio que informó la noticia, de momento se desconocen las causas tras su deceso.

Oriundo de Nueva York, Reed fue un creador de excepción, siempre buscando evadir las zonas de comodidad sin importar las consecuencias. Su carrera, de principio a fin, es prueba de esto: desde sus inicios trabajando para Pickwick Records en el ’64 hasta el infame “Lulu” que lanzó junto a Metallica el 2011. Pero su sitial en el panteón del rock es inamovible gracias a su producción con The Velvet Underground y a su posterior carrera solista, con veinte discos de estudio a su haber.

En abril de este año, Lou Reed pasó por el quirófano para un exitoso transplante de hígado, tras lo cual publicó en su sitio web que estaba “más grande y más fuerte” que nunca. Su influencia se ha expandido por décadas y no cabe duda de que seguirá creciendo, pero su pérdida es un inmenso golpe que está impactando a millones en todo el mundo y continuará haciéndolo por un largo tiempo.