En internet el mito urbano dijo que el mismísimo Frank Ocean tuvo algo que ver con todo lo que pasa; un chiste que recuerda cómo su esperada presentación en Coachella tendrá que quedar para otro momento, cuando nadie corra peligro cantando ‘Chanel’. Ya casi como rutina, cada ciertos meses el estadounidense regresa con algún misterio.

Hace algunos días lanzó un doble con entregas perfectas para la noche apresurada que estamos viviendo. ‘Cayend0’, canción en spanglish en la tradicional línea-balada del artista, y ‘Dear April’ otra acústica onírica, bien ambiental donde las atmósferas se vuelven a robar la atención.

No una gran novedad para los y las seguidores de Ocean que han podido disfrutar de los tracks en su programa, Blonded Radio, en reversiones en manos de Justice y Sango. Un lanzamiento bastante alejado de ‘In My Room’, el último track que presentó y que sigue los spoilers que ha entregado el cantante: un próximo disco inspirado en las diversas formas de vida nocturna, con gran influencia de las escenas de Detroit y Chicago, como comentó durante el año pasado.