Según informa Rolling Stone, la película Almost Famous se convertirá en un musical cuyo libreto y letras de canciones están siendo trabajadas por el mismísimo autor de la película, Cameron Crowe, junto a Tom Kitt, encargado también de la música. Se da la circunstancia que el propio Kitt, ganador de un Pulitzer, fue el encargado de adaptar las orquestaciones de American Idiot de Green Day, cuando fue estrenado como musical de Broadway.

La película, con el paso de los años, se ha convertido en un objeto de culto sobre todo para aspirantes a periodistas musicales que idealizan la época dorada del género, esa en la que nacía el estereotipo del periodista que se sentía una estrella más, compartiendo giras, drogas y líos amorosos. También se puede ver, con una perspectiva más realista, como una fantasía, casi siempre masculina, en la que a los nerds de la vida real, les tocaban las sobras de las bandas por estar cerca, en forma de groupies. Todo muy setentero y un poco de color sepia.

¿De dónde viene Almost Famous? Es una especie de semi autobiografía del propio Cameron Crowe (autor también de la película generacional del grunge, Singles), de sus años de juventud, cuando comenzó a escribir siendo un adolescente para Rolling Stone, toda una institución como en aquel momento. En la película aparecen representaciones de personas reales como el fallecido y llorado Philip Seymour Hoffman haciendo del mito de la crítica musical Lester Bangs, o Terry Chen dando vida a Ben Fong-Torres, editor de la revista. Este le encargará cubrir la gira del grupo ficticio Stillwater, basado en las típicas bandas rock setentero como Led Zeppelin o Allman Brothers, y allí el joven periodista musical conocerá de cerca el desenfreno de la vida roquista, el amor y todas esas cosas que pasan en las películas.

Por si no la recuerdas, este era el tráiler: