En 1980, Leo Fender fundó G&L Guitars, el último proyecto creado por el luthier, en el que continuó trabajando hasta 1991, año de su muerte, debido a complicaciones derivadas del Mal de Parkinson. 

Aunque muchos aficionados del mundo de las guitarras han creído que G&L significaba “Guitars by Leo”, en realidad era una contracción de “George & Leo”, referencia a George Fullerton, viejo amigo y socio de Fender en esta nueva aventura. 

En este nuevo proyecto, el inventor quiso evitar copiarse a sí mismo. Para ello, solo usó materias primas tradicionales en la construcción de sus nuevas creaciones: Maderas de fresno y aliso para el cuerpo, diapasones de palorrosa o arce y mástiles de arce atornillados al cuerpo. Además, un nuevo diseño de alma de los instrumentos, conocido como “Bi-Cut”, que hizo más resistentes los mástiles, y un nuevo tipo de cápsula con piezas de cerámica debajo de cada bobina, las cuales tenían un mecanismo que permitía ajustar su altura. Estas nuevas cápsulas, patentadas con el nombre de Magnetic Field Design, requerían una menor cantidad de cobre para ser fabricadas y producían un aumento en el volumen del instrumento, lo que no estuvo exento de detractores. Muchos músicos consideraron demasiado
agresivo el sonido de G&L en su momento.

De todas formas, este fue el instrumento favorito de grandes músicos como Jerry Cantrell (Alice In Chains), Mike Dean (Corrosion Of Conformity), Paul Leary (Butthole Surfers) y Gustavo Cerati. 

Ahora, esta marca está disponible en Chile a través de Audiomusica, en donde se podrán encontrar más de treinta modelos con precios que van desde los $349.900, tanto en tiendas como en la web. ¡A por ellas!

Portada * Sebastián Gallardo de We Are The Grand