Now Reading
“Todo puede ser en OndaBeta”

“Todo puede ser en OndaBeta”

Avatar

Antes, cuando un medio no te gustaba ni te identificaba, no te quedaba otra que criticarlo con tus amigos o hacerle el quite. Ahora el asunto es distinto. Al menos, así lo entendieron los creadores de OndaBeta.fm, la nueva radio online que empezó a transmitir el 1 de octubre. Ellos no quisieron quedarse esperando que los cambios llegaran y decidieron darle vida a este proyecto que, en palabras de JI Stark (uno de sus fundadores), es una emisora “abierta y comprometida con el medio en el que está inserta”. A continuación, te contamos más detalles al respecto, para que te adentres en sus propuestas y, si te tinca, les presentes la tuya. Claro, porque “todo puede ser en OndaBeta” y tú también puedes formar parte de su programación.

Las cinco mentes que cranearon este medio virtual se conocían hace ya un buen tiempo, gracias a las redes sociales. “De cuando en Fotolog podías encontrar a gente interesante”, recuerda JI Stark (estudiante de Periodismo), a quien se le ocurrió crear una radio “que se pasara por donde quisiera a las fórmulas del mainstream”. Eso fue en diciembre del año pasado. Al par de semanas, la idea se concretaba y funcionaba en modo de prueba. Eso sí, tuvo que pasar un tiempo antes de que la cosa empezara en serio, como lo es ahora.

Los otros hombres detrás de OndaBeta son: Felipe Sáez (estudiante de Ingeniería Informática), Radu Dutzan (diseñador de interfaz), Juan Pablo Vásquez (profesor de inglés) y Cristian Berrios (publicista). El interdisciplinario grupo de amigos pescó lo mejor de sus discotecas y lo convirtió en su parrilla musical. Claro, porque, como en cualquier radio que se precie, las canciones son un tema importante. Al respecto, la propuesta es simple: se toca todo lo que sea considerado bueno, asegurando una sana cuota de eclecticismo.

A nivel programático y editorial, surge lo más interesante e innovador del proyecto. JI Stark dice que “no estamos por cagarnos en él (el mainstream o fórmula radial clásica), pero sí estamos abogando por demostrar cómo puedes aprovechar una manera diferente para distribuir el contenido”. En otras palabras, OndaBeta es una radio que, desde su interior, opera como ninguna en el dial FM. Con más libertad, desprejuicio y apertura; sin tener que responderle a nadie. “Es pura buena onda y la confianza en un proyecto así”.

¿En qué se traduce eso? Simple. “Queremos ser una radio que tenga un 100% de contenido generado por usuarios. Abrir los anchos micrófonos”, explica Stark. En esta emisora online, cualquiera puede salir al aire si cumple con ciertos requisitos, explicados en su página web. El sistema supone democracia y recambio como pocas veces se ve en los medios. La opción de entrar y proponer programas siempre estará abierta. “Parrilla hay y queremos llenarla. No repletarla, pero sí tener una buena base, diversa e interesante. Cosas que no encontrarías en la radio FM. Por eso somos una alternativa. Por eso nos preocupamos de estar donde la gente está”.

Si a OndaBeta llegara un radioteatro, le vamos a dar luz verde. Y a un programa sobre animé. Y a otro de política. Y si llega uno de videojuegos, uno de amantes de los gatos, lo que sea…hay ganas y hay espacio. Y lo estamos abriendo”, dice JI Stark, quien también locutea en OndaBeta. Su segmento se llama ALT. En él, se hace acompañar de Hugo Morales, para hablar de tecnología. El resto de la oferta de OndaBeta incluye música negra, nuevo rock y actualidad; entre otras. Además, la programación de la radio seguirá expandiéndose, mediante un acuerdo con Podcaster.cl para intercambiar contenidos.

En su poco tiempo de vida, OndaBeta ya puede jactarse de haber hecho maratónicas transmisiones en vivo y abrir sus micrófonos a cualquiera con ganas de locutear. Y eso que apenas está comenzando. El futuro luce más que auspicioso para este grupo de chicos, así como para quienes se animen a enviarles sus programas o, por qué no, comenzar su propia radio online. Desde acá, sólo queda desearle larga vida y mucho éxito a esta loable iniciativa.

POTQ Magazine  2005 - 2020