POTQ Magazine

★ Popular ahora

Música, Reseñas

BSO: Alex Turner – Submarine (Domino)

Publicado el 5 de Mayo de 2011 por

764 artículos
no tengo imagen
  • Comentarios

Allá por el 2007, los Arctic Monkeys lanzaron “Favourite Worst Nightmare”, su segundo álbum y el primero en dar indicios de que el cuarteto de Sheffield era mucho más que ese pop inmediato y un tanto monocromo con que se hicieron conocidos el año anterior (merced de su debut discográfico, “Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not”). Dentro de este compendio de 12 canciones había una en particular que resultaba especialmente inesperada: ‘Only Ones Who Know’ mostraba una faceta nueva de su música, más sentida, con un tempo y una intención inéditas para lo que se les conocía hasta entonces. En momentos como ése o ‘Cornerstone’ (de “Humbug”, el tercer largaduración de la banda) se encuentra el germen de esta nueva faceta de Alex Turner.


Allá por el 2007, los Arctic Monkeys lanzaron “Favourite Worst Nightmare”, su segundo álbum y el primero en dar indicios de que el cuarteto de Sheffield era mucho más que ese pop inmediato y un tanto monocromo con que se hicieron conocidos el año anterior (merced de su debut discográfico, “Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not”). Dentro de este compendio de 12 canciones había una en particular que resultaba especialmente inesperada: ‘Only Ones Who Know’ mostraba una faceta nueva de su música, más sentida, con un tempo y una intención inéditas para lo que se les conocía hasta entonces.

Es evidente que en momentos como ése o ‘Cornerstone’ (de “Humbug”, el tercer largaduración de la banda) se encuentra el germen de esta nueva faceta de Alex Turner, que se desviste de cualquier ornamento eléctrico o grupal para su primer esfuerzo solista. La banda sonora de la película “Submarine”, estrenada este 2011, es la instancia elegida para desmarcarse de todas sus experiencias colectivas (tanto de los Monkeys como de los Last Shadow Puppets) y mostrar de lleno su propio sonido. Y el resultado, pese a su brevedad (seis temas, 19 minutos), es tan intenso como personal. La honestidad perfecta para acompañar una cinta sobre un quinceañero buscando perder la virginidad e impedir la separación de sus padres.

Guitarra de palo, piano, percusiones y uno que otro instrumento. Menos aspavientos, menos decibeles, pero mucha ambición bien enfocada. Turner usa todos los elementos a su disposición con sabiduría: acústico en ‘It’s Hard To Get Around the Wind’, sentido en ‘Hiding Tonight’, rotundo en ‘Stuck on the Puzzle’. Ornamentando sin caer jamás en el exceso y tendiendo un precioso telón de fondo para las cinco historias y media que aquí cuenta. Pero ojo, que aquí no hay ni clichés ni lugares comunes. “I’m not gonna sit and sing to you about stars, girl” dice al comienzo de este viaje, y esas palabras son en extremo descriptivas. Si acaso faltaba evidencia de que este anglosajón tiene el don de disparar frases memorables, acá hay de sobra (“I heard the news that you’re planning to shoot me out of a cannon” canta, entre divertido y preocupado). Pero este disco es harto más que citas ingeniosas. Es una bella pieza, perfecta para los días más fríos de este otoño. Eso, y la primera piedra de una carrera en solitario que, es seguro, no pasará mucho rato sin compañía.

VIDEO: Alex Turner – Piledriver Waltz (Submarine Trailer)

blog comments powered by Disqus