POTQ Escucha: Team Spirit

No es poco común que de una banda con una vocación sonora muy marcada salga un integrante en la dirección contraria. Así fue la historia de <strong>Ayad Al-Adhamy</strong> (ex tecladista de Passion Pit), quien decidió mezclar su experiencia pop e intenciones propias de The Hives, poniendo voz y guitarra en el proyecto <strong>Team Spirit</strong>.

POTQ Escucha: Andrei Eremin

El joven y prolífico productor australiano <strong>Andrei Eremin</strong> acumula más de 60 trabajos a su haber (siendo los de Chet Faker, quizás, los de mayor renombre) con apenas 22 años de edad. Tal número impresiona. Y ahora ha decidido entrar en el terreno compositivo y lanzar un primer <em>single</em>.

Mixtape POTQ: La influencia McCartney

Como músico, compositor, productor y/o figura artística, <strong>Paul McCartney</strong> ha estado presente en la cultura popular de todo nuestro planeta durante más de medio siglo. Con los <strong>Beatles</strong>, con <strong>Wings</strong>, en solitario y a través de múltiples colaboraciones. Resulta imposible imaginar el mundo sin la estela creativa que continúa dejando a su paso.

Especial Arcade Fire: Reflektor (Merge)

¿Qué pasa cuando una banda que podría considerarse alternativa alcanza la masividad total? ¿Qué pasa con su hambre, con su esencia? ¿Cambia o se mantiene? En el caso de <strong>Arcade Fire</strong>, la respuesta es una combinación de ambas. Y es que al haber alcanzado el status de cabeza de cartel, los canadienses tenían la libertad de hacer lo que quisieran (como ha demostrado tanto la campaña previa a este elepé como su promoción). Eso es <strong>“Reflektor”</strong>: el disco doble que querían hacer. Un trabajo que muestra a las claras su nueva categoría de “grande”, a costa de su urgencia.

Soundgarden – King Animal (Seven Four Entertainment)

Los músicos que lanzan un primer álbum, si continúan haciendo carrera, deberán tarde o temprano enfrentar la presión de su sucesor. Los artistas que tienen discografías tremendas y sacan nuevo material tienen un obstáculo de mayor dificultad que superar: el legado. Que su propio catálogo sea el sistema de medición con que estas canciones “modernas” sean analizadas. Y cuando se trata del regreso de un grupo como <strong>Soundgarden</strong>, icónico dentro de su género, todo se vuelve aún más complejo.

Especial Arcade Fire: Neon Bible (Merge)

Tras haber logrado uno de los mejores debuts de su década (y de este siglo) con “Funeral” en el 2004, había expectativas no menores en lo que podría hacer <strong>Arcade Fire</strong> a continuación. Si bien la verdadera y transversal masividad aún estaba a algunos años de distancia, era innegable que el conjunto ya había atraído la atención tanto de la prensa musical como de aquellos que están siempre a la búsqueda de <em>“la próxima gran cosa”</em>. En unos y en otros se repetía la pregunta: ¿cómo afrontarían los canadienses la posibilidad de sufrir el síndrome del segundo disco?

Chris Kilmore (Incubus): “Esta banda es nuestra forma de vida”

Hace mucho tiempo, previo a la edición de <strong>“Make Yourself”</strong>, <strong>Incubus</strong> tuvo su primer cambio de integrantes: salió <strong>DJ Lyfe</strong>, tornamesista que los acompañaba desde el ’95, y entró <strong>Chris Kilmore</strong>. De eso han pasado quince años y el oriundo de Pennsylvania hace rato se convirtió en parte integral dentro del sonido del grupo. No sólo en el acetato: también es el tecladista del conjunto californiano. Previo a un nuevo show del quinteto en nuestro país, conversamos con él sobre procesos compositivos, el crecimiento de la banda, la posibilidad de otro <strong>“S.C.I.E.N.C.E.”</strong> y las historias que, tras más de una década, ya comienzan a acumularse.

Mixtape Social: IKV

Más de una vez en <strong>POTQ Magazine</strong> hemos hecho concursos preguntando sobre las canciones que les gustaría escuchar en vivo a ustedes, los lectores, en tal o cual show. Una de las más recientes ocasiones fue con relación a <strong>Illya Kuryaki and The Valderramas</strong> y su visita a Chile de esta semana. Éstas fueron sus respuestas.

Tame Impala: “Queremos que nuestros conciertos sean un gran viaje”

Es una de las bandas jóvenes más aplaudidas y admiradas de los últimos años, que llamó la atención de muchos con su primer disco y se tomó el mundo por asalto con su segundo álbum. Los movimientos de <strong>Tame Impala</strong> son noticia y en Chile serán parte del Ciclo S.U.E.N.A. 2013. Hace unas semanas pudimos conversar con <strong>Kevin Parker</strong>, la mente tras este proyecto, desde su estudio en su natal Australia. Discos pasados y futuros, su show en vivo y los <strong>Flaming Lips</strong> fueron algunos de los puntos que tocamos en esta entrevista en serio, pero no muy seria.

Savoir Adore: “Esta banda nació para probar cosas nuevas”

Miércoles 11 de septiembre, poco más de las cuatro de la tarde. Es difícil pensar en el futuro, aunque sea inmediato, en un día marcado a fuego por el pasado y las decisiones de unos cuantos. Pero las circunstancias son tan extraordinarias que hay que hacerlo. Porque el <strong>sábado 14</strong> en <strong>Onaciú</strong> se dará uno de los debuts más improbables de la cartelera 2013. Los neoyorkinos <strong>Savoir Adore</strong> llegarán por primera vez a Chile y ahí están, en videoconferencia desde Bogotá, Colombia. <strong>Paul Hammer</strong> y <strong>Deidre Muro</strong>, los dos integrantes de este proyecto, tan sonrientes como incrédulos y listos para conversar sobre su primera gira por Sudamérica.

POTQ Escucha: Charms

Antes de que un conjunto se encuentre a sí mismo, vienen las influencias. Que la mayor parte del tiempo son atemporales o clásicas. Es llamativo (en extremo) cuando los referentes de un grupo son contemporáneos, y ése es el caso de <strong>Charms</strong>. Un proyecto nacido en Seattle, Estados Unidos, que aún no cumple dos años de vida y que hace lo que hace y suena como suena porque están en este tiempo. Porque son, quizás, los primeros deudores directos de una gran dupla estadounidense: <strong>The Dodos</strong>.

Música, IFPI Chile, el artículo 85U y bienes de consumo

El 20 de junio del presente año llegó a mi correo un mail de título directo y terrorífico: <strong>“$11 mil millones de pesos pierde el Fisco por descargas ilegales de música - Nueva campaña IFPI”</strong>. Sí, quizás es más terrorífico por su redacción que por otra cosa, pero en aquel minuto fue su contenido lo que me llamó la atención. <em>“La Asociación de Productores Fonográficos de Chile</em> (<strong>IFPI Chile</strong>, de aquí en adelante) <em>comienza hoy una nueva campaña en apoyo de la Ley de Propiedad Intelectual. La cruzada</em> (sí, decía “cruzada”) <em>busca disminuir la cantidad de descargas ilícitas de música, educando a los usuarios de internet sobre los programas disponibles de descargas legales en el país y los riesgos en que incurren con sus equipos al utilizar estas plataformas de descarga”</em>, rezaba.

POTQ Escucha: Ojo de Vidrio

<strong>Ojo de Vidrio</strong> es una agrupación chilena y completamente atípica para el medio nacional, tanto por sonido como por historia. Compuesta por ocho músicos, la banda nació en septiembre del 2011, en medio de las protestas estudiantiles en la Universidad de Chile.

POTQ Escucha: Daybehavior

<strong>Daybehavior</strong> es otra de esas bandas que sería difícil conocer si no fuera por las facilidades que otorga internet. Un trío cultor de un delicado pop electrónico, predecesor incluso de nombres como The Knife: ambos son proyectos oriundos de Estocolmo (Suecia), pero éste comenzó cinco años antes que sus coterráneos autores de ‘Heartbeats’.

Especial The Vaccines: Come of Age (Columbia)

Qué diferencia hace un año y medio. Si <strong>“What Did You Expect from The Vaccines?”</strong> era un testimonio de un grupo que se estaba buscando a sí mismo en sus referentes, <strong>“Come of Age”</strong> es el siguiente capítulo. Ése que viene cuando el trabajo y las horas de experiencia arriba del escenario empiezan a entregar claridad sobre qué hacer (o no). Y si bien las influencias siguen ahí, el todo que es el segundo álbum de <strong>The Vaccines</strong> tiene eso necesario para poder hablar de crecimiento: una voz distinta.

Especial The Vaccines: Please, Please Do Not Disturb EP (autoedición)

La mera elección de un cover dice mucho de quién lo hace. Habla de sus gustos e influencias, y en ocasiones incluso de su sentido del humor. Pero, por sobre todo, cuenta cómo una canción marcó a alguien al punto de querer reproducirla, ya sea como homenaje o parodia. Los británicos <strong>The Vaccines</strong> ya habían tanteado este terreno con su versión de ‘Why Should I Love You?’ de R. Stevie Moore, pero entraron de lleno al tema meses después, con el segundo de los dos EPs gratuitos que lanzaron el 2012 en la previa a su siguiente elepé.

Especial The Vaccines: Live in Brighton EP (autoedición)

Es curioso cómo la ansiedad y las expectativas de los medios pueden hacer que una espera se sienta mucho más larga de lo que realmente es. Y, por supuesto, esta regla aplica perfectamente a <strong>The Vaccines</strong>. La prensa hizo que su debut se sintiera como el producto de un proceso eterno (aunque realmente tardaron sólo dos años desde la fundación del grupo en publicarlo), y éste aún estaba tibio cuando fans y “expertos” por igual ya estaban preguntando por su siguiente esfuerzo. ¿Presión? No, para nada.

Especial The Vaccines: What Did You Expect from The Vaccines? (Columbia)

<strong>The Vaccines</strong> es una banda que en su corta historia a la fecha ha enmarcado muchísimas características propias de nuestro tiempo. Con el <em>hype</em> británico (ése que siempre está buscando y ansiando encontrar <em>the next big thing</em>) inflando sus alas al proclamarlos como los próximos Arctic Monkeys, su debut estaba rodeado de expectativas disparadas y muchísima presión. En ese sentido, su título (un juego de palabras con parte de la letra de <strong>‘Post Break-Up Sex’</strong>, uno de sus singles más conocidos) tiene doble significado: es una pregunta irónica, pero también sincera. Una inquietud propia de un conjunto al que la opinión ajena no lo domina, pero tampoco le es indiferente.