Fotos por Andrés Bortnik

La noche del viernes fue un tanto particular, ya que por un lado asistiría al recital de un músico del cual no soy fanático y que por otro prácticamente iba a conocer en ese momento. Así fue, llegue tipo 19.40 a hacer la fila respectiva para entrar, la cual lamentablemente término siendo una espera un tanto larga, en fin como a las 21:30 pudimos entrar. Para quedar ubicado en un lugar increíble gracias a las amigas de mi partner fotógrafo Andrés Bortnik… Ya instalados, estaba cagado de hambre y partimos a comprar turrones y su respectiva bebida, el super8 chuaaaaaa de la entrada no sacio mi hambre. Finalmente comenzó el show, con Microinfinito enviando un somnífero fuerte, yo estaba medio cansado así que cerré una que otra pestaña. Espero no haber faltado el respeto. Por suerte el telonero fue justo, toco su repertorio tal y como esperaba, bien la música realmente me agrado, y al menos yo la disfrute, claro en su contexto.

Al rato entro en escena el plato fuerte de la noche, el señor Conor Oberst a.k.a. Bright Eyes junto a su par de músicos acompañantes Jason Boesel en batería y Nate Walcott en teclados y trompeta. Comenzó todo con su tema "Four Winds" tirando altiro toda la carne a la parrilla, cuatro temazos de una, igual teniendo un repertorio extenso mostro algo súper corto lo cual le jugo una mala pasada, quedando en el bis con poca energía. En su momento me dio una idea de como rememoraba a ese clásico folk gringo, de personajes como Bob Dylan, Bruce Springsteen o el mismísimo Daniel Johnston. En si un estilo suave y dulce, bien interpretado. Hasta se pegó un cover de M. Ward.

Disfrutando del show me encontré con constantes molestias… como de toda la gente que se colocó adelante, onda como 30 fotógrafos acreditados y muchos aficionados que no respetaban el recital mismo, mucho flash, no sé, fue molesto y demasiado. Otro tipo que me molesto fue un gallo que estaba muy cerca mío junto a una mina blonde, que lo único que hacia era gritarle estupideces a Conor y le hacia gestos con la mano, un real idiota… No se si le regalaron la entrada, o que se yo, pero cero respeto, si no te gusta ándate. Pero pasa que de repente hay mucha taquilla y pocas personas que realmente quieren escuchar y saber que pasa. Independientemente de eso, fue un recital que en producción estuvo perfecto, sonido y puesta en escena justa y buena. Lo que si es que se me hizo demasiado corto y por lo mismo como que no me paso casi nada con el recital, salí como si hubiese ido a cualquier tocata, cosa que no me pasa muy seguido cuando voy a recitales. Raro, estoy preocupado. Una noche fría, demasiado fría que hubiese gustado haber disfrutado con alguna chiquilla jajajaja.

Comenten que les pareció el recital en comentarios.