Viernes 9 de mayo, Blondie, Santiago.
Fotos por Maira Troncoso.

El concierto de Cibo Matto en Chile era una cita con las dos décadas de carrera de una banda original y exitosa. Con los hits que catapultaron a las japonesas a cierto grado de fama, ganando también un espacio dentro de la denominada “buena música” (la popularidad no es necesariamente proporcional a la calidad). A eso de las 22:45 hrs. los asistentes (alrededor de 500) chiflaban y gritaban, expectantes; en su mayoría, personas ansiosas por este espectáculo tras sufrir el hiato de casi diez años y celebrar el reencuentro en el 2011.

La noche prometía, y minutos después subieron al escenario Miho Hatori y Yuka Honda. Sonrientes, saludaron (“What’s up, Santiago?”) y comenzaron ‘Le Pain Perdu’. Los problemas de sonido se empezaron a evidenciar y siguieron durante toda la velada; sin embargo, tanto el público como los ejecutantes tuvieron una gran actitud. Las canciones antiguas generaraban reacciones de absoluta algarabía, cantos y bailes, culminando en lluvias de aplausos. El material de “Hotel Valentine”, su nuevo álbum, tranquilizaba el ambiente. De los doce tracks que repasaron, la mitad perteneció a dicho disco.

Cada tema traía más energía en comparación al anterior, otorgándoles una vida imposible de escuchar en versiones de estudio, y la interpretación de ‘Chica Fantasma’ (‘10th Floor Ghost Girl’ con versos en spanglish) fue una agradable sorpresa. Pero, al rato, ‘Sci-Fi Wasabi’ despertó una emoción inconfundible: la alegría de oír un corte que deseas y necesitas presenciar en persona, en un concierto.

A esas alturas, los problemas de audio ya eran incontables. Y continuaron, de diferentes formas y en diversos grados. Se evidenciaba el nerviosismo tanto en los músicos como en el sonidista, intercambios de miradas y señas sutiles, individuos que iban y venían con aire de incógnito. Nada mejoró. ‘MFN’ marcó el falso abandono del escenario, y Cibo Matto regresó en menos de dos minutos para el encore.

Con la letra escrita en un papel tocaron ‘Águas de Março’ (original de Antonio Carlos Jobim), anunciada como su canción favorita. La onda bossa nova alegró el ambiente y, al terminar ‘Birthday Cake’, nadie creía que también había acabado el concierto. Fans pedían ‘Know Your Chicken’, chicos gritaban a todo pulmón por un retorno y mucha gente quedó estática hasta ver roadies desconectando equipos.

Medianoche en punto y la Blondie despejada, reduciendo la multitud a un tercio. El despecho y la decepción por un set tan corto eran evidentes. La dupla entregó un buen show, pero resulta imposible decir que fue suficiente. Aún obviando el retraso, los sendos problemas de sonido y el marco de público, el veredicto sigue siendo el mismo: tratándose de esta banda, se esperaba más. En cantidad y en calidad.

SETLIST

1. Le Pain Perdu
2. Sugar Water
3. Chica Fantasma (adaptación de ‘10th Floor Ghost Girl’)
4. Emerald Tuesday
5. Sci-Fi Wasabi
6. Déjà Vu
7. Housekeeping
8. Blue Train
9. Check In
10. MFN

Encore
11. Águas de Março (original de Antonio Carlos Jobim)
12. Birthday Cake

Revisa nuestras fotos del show de Cibo Matto en este enlace.