POTQ Magazine

★ Popular ahora

Entrevistas

Amarga Marga: “somos las bandas de los primeros nacidos post dictadura”

Javiera Tapia Publicado el 31 de Mayo de 2016 por

355 artículos
  • Comentarios

Amarga Marga es una banda formada por Felipe, Diego y Nahi en el 2013. Meses más tarde, entrado el otro año publicaron su debut, un EP homónimo. Finalizando esa temporada se une Terán, quien a juicio de todos en el grupo llegó a modificar y ampliar la búsqueda de un sonido, sincronizándose a la perfección con el cambio que estaban realizando los antiguos integrantes en su música.

“Estas canciones [del nuevo disco] nacieron de unas maquetas que hicimos con el Felipe en febrero y marzo del 2015 y ahí empezamos a trabajarlas al tiro con los cabros. Trabajamos todo el año en las canciones, pero yo creo que cambiaron de forma”, explica Diego.

-”Sí, y también cambió la propuesta sonora yo creo”, dice Felipe.

-”Sí, coincidió harto con la entrada del Terán, antes teníamos otro batero que era más piola”, responde Diego.

Hace algunos días el cuarteto lanzó Mi Arma Blanca, primer larga duración publicado a través de Algo Records. Mientras sus compañeros de generación trabajaban en esta primera etapa con sellos que nacían a la par de ellos como Fisura o Piloto, Amarga Marga comenzó a hacerlo junto a esta etiqueta que ya tiene más de quince años de historia y que, a principios de la década del 2000, construyó escena e infraestructura al igual que lo hacen estas bandas más jóvenes. Ciclos.

“Yo encuentro que es bacán trabajar en familia. Cuando uno entra a un sello lo ve como “uy, un sello”, se le da otra connotación, pero en realidad el sello son dos personas. El trato es cercano, ellos te ayudan. Es como tomar una especie de maestro, por decirlo así, en el sentido de experiencia, te ayudan a entender el mundo en el que te vas a meter”, explica Terán.

“Valoramos harto la experiencia que tienen ellos, siempre me gustó Guiso, el Diego siempre me regalaba discos de La Big Rabia, entonces, eso igual nos sirve para darle forma a la manera en la que queremos hacer las cosas. El sello tiene algo armado y nosotros igual podemos llegar y plantear cosas nuevas”, declara Felipe.

“Sí, yo creo que igual llegamos a renovar ciertas ideas de ellos, porque por jemplo, para lanzar el disco nosotros queríamos sacarlo por Youtube, que es donde más la gente va poder escucharlo. Ese es el foco y queremos que ese sea el lanzamiento y no otras plataformas, entonces al final ellos nos escucharon y lo hicimos”, dice Diego.

Mi Arma Blanca fue grabado con Pablo Giadach en los Estudios Lautaro y finalmente quedó compuesto de trece canciones pop con el foco en los juegos vocales y las guitarras pegajosas. Eso sí, para la banda el disco desprende un relato que va más allá de las simples y puras armonías.

“Primero, el concepto del estadio surgió en base a una talla que los cabros [el público] dicen en las tocatas. Le dicen “mi garra blanca”. Nosotros no somos fanáticos del fútbol y nos llamó la atención”, dice Felipe. “No somos futboleros, a lo más el Nahi, igual le gusta. En el verano nos juntamos con varios a jugar y fuimos a dar cara pero éramos terrible malos. El Simón de los Niños del Cerro era bueno, el Rubilar de Medio Hermano también y el Leo Saavedra. El Rodrigo Alarcón también, nosotros dimos pena, ellos brillaron”.

-Jajajaja pero todos los que hablan de los partidos de fútbol del verano dicen de ellos mismos que eran malos.

-”No, no, si ellos le ponían, puta que éramos malos”, dice Felipe.

“Además, el lugar tiene una carga súper importante, porque además de esa broma, está el fútbol, los megaconciertos -que nosotros no damos- es como aspiracional… no sé. Y bueno, también es muy barrial”.

“Es un lugar que siempre recorremos”, dice Diego. “El estadio es un lugar cargado. Tiene esa carga popular y también es la hueá financiada por un dictador. Entonces, es algo irónico lo que tiene la foto y el lugar. Es un espacio conflictivo encuentro yo. Ahora, antes no lo veía así, pero después de agarrar la foto y mezclarla con nuestra música, agarró varias ideas”, declara Diego.

“Y el nombre del disco es como una respuesta que nosotros tenemos para soportar un poco la realidad. Es nuestra arma, nuestra manera de vivir y sustentarnos”, reflexiona Felipe.

amarga_prensa2a

-¿Qué piensan de todo lo que ha pasado con la música nueva durante el último año? Muchas tocatas, el público poquito a poquito se ha ampliado. Eso sí también se ha mostrado a las bandas como un pack homogéneo, aunque eso es lo contrario a la realidad ¿Qué ven ustedes?

Felipe: “Sí, igual, yo creo que nadie es el gestor de esto, es un trabajo colectivo”.

Diego: “Yo creo que es parte de intentar darle un nombre a todo”.

Terán: “Sí, a la gente le gusta agrupar las cosas y también pertenecer a algo. Yo creo, por una parte, igual es bacán lo que se genera, porque vai a salir un jueves y hay tres tocatas súper buenas. El otro día fuimos a un local en Santa Isabel donde tocaban Los Valentina y Pujem y me acuerdo que cuando tocamos nosotros el escenario estaba mal, hace tieeeempo y ahora como que mejoró. Hasta a los locales les sirve para mejorar. Era un día martes y la gente va a las tocatas”.

-¡Y nadie pide estar en la lista!

Felipe: “Sí, también puede ser que se estén tomando más en serio las cosas que hacen tus amigos. No digo que esa seriedad sea por pagar, sino simplemente retribuir de una manera… a veces pagai un taxi para llevar un ampli o poner plata para la bencina, entonces, es importante.

En esta escena que se quiso homogeneizar hay un universo de sonidos también, en cuanto a la grabación. Algo que he apreciado ahora último… hay muchas propuesta sonoras. Hay epés grabados en la casa de un hueón, otros grabados en un estudio o un ep grabado con cosas en diferentes lugares y eso tampoco es excluyente para poner tu música junto a otros. Esto no es homogéneo. Tú podís tener una propuesta sonora de las bandas en vivo y te vai a dar cuenta que son todas distintas, pero grabadas también suenan diferente y es bacán. Que se junten todas esas bandas es bacán”.

Diego: “Sí, o pasa por ejemplo lo de Paracaidistas que tenían esa dualidad, el ep era muy diferente al en vivo”.

-El ep de ustedes suena diferente al vivo.

Felipe: Sí, es que la banda sonaba distinto. Antes ocupábamos teclados, llegó el Terán y empezamos a cambiar un poco la forma de la banda. Empezamos a estar más sueltos y yo le pongo mas distorcion a la hueá”.

-Antes, en las tocatas, se podía ver a bandas que no tocaban ese día en el público, por el puro gusto de ir a verlos y ahora es cada vez menos, porque también tienen que tocar el mismo día. Es chistoso igual. Se nota el cambio hasta en esas cosas.

Diego: “Jajajaja sí. Y ojalá que las bandas sigan tocando más, sacando más disco y yendo más público a las tocatas, al punto de que ya no se pueda cobrar luca. Depende de la gente al final, si se van interesando, las cosas van a mejorar. Por ejemplo, Premios Pulsar, ya, pueden ser una mierda y todo pero que reconozcan a Niños del Cerro por sobre Marineros, igual te dice algo cómo va la cosa, independientemente de la importancia que uno le de a eso”.

Felipe: “Sí, por ejemplo, ayer sonamos en la radio y me llamó mi abuelo. Y mi abuelo no me pesca por la música, por lo que hago, él tiene una fábrica, trabaja en Patronato. Y sonamos ahí y apenas terminó la hueá me llamó”.

Terán: “Es una forma también de darle valor social a lo que uno hace. Porque la música tampoco es tan respetada como oficio. No es que yo considere que esos medios o esas cosas son las que se deben tener para ser aceptado, pero si tu pensai en la gente, para que valore lo que tu haces depende de su mente. Y la mayoría escucha la pura radio o ve tele”.

Felipe: “No es por ser negativo ni nada, pero yo considero que las cosas duran un tiempo no más, es un movimiento generacional, de gente joven. Entonces tiene ese valor de mostrar las influencias que hemos recibido, cosas nuevas. Todas las bandas plasman cosas que tienen o que quieren tener. Va a llegar un momento en que las bandas que están ahora sigan, otras desaparezcan, otras saquen discos muy buenos, otros malos y así”.

amarga

-Y ¿qué creen que ofrece esta generación que no ofrece otra anterior?

Diego: “Hay cosas diferentes en las letras, en las vivencias. Por ejemplo, la historia del Gepe. Estudió diseño gráfico en la Católica y después se dedicó a la música. Nosotros tres [excepto Nahi] ya no estamos estudiando en la universidad. No saltamos eso de estudiar algo que no queríamos estudiar.

Terán: “Está cambiando la visión de cómo debe funcionar la persona: el ciclo del colegio, la universidad, el de la plata y también el político. Todo. Creo que en las letras igual se puede ver todo esto”.

Nahi: “Pensado como en lo del Gepe y todo, creo que ahora también está como más la banda, no son solistas”.

Felipe: “Yo personalmente creo que los medios que hay también es una cosa súper diferente”

Diego: “Si el día de mañana Facebook se muere, nadie se va a enterar de ninguna tocata, sería súper peligroso”.

-¡Oh no! ¡Eso sería sólo como volver a los noventa!

Felipe: “Somos y estamos rodeados de gente que está recibiendo demasiada informacion, podís buscar música de los estilos que querai y podis recatar influencias de miles de partes diferentes. Eso es muy bacán”.

Diego: “Igual pienso en el retraso cultural que tenía Chile antes, en los noventa, por ejemplo. Los Chancho son un grupo del ‘97 y hacían un funk que venía de la cumbre de los Red Hot, como siete años antes. En vola Mac DeMarco es importante para la generación actual y es contemporáneo, por el internet”.

-Si, bueno, eso también se explica por el acceso que era mucho más limitado al que ustedes o yo tenemos. Bajo cada contexto, cada generación aporta algo. Por ejemplo, yo creo que la de la Mena, Gepe o los Dënver aportó a desprejuiciar el pop.

Felipe: “Sabís que sí, tenís toda la razón, no lo había visto de esa forma”.

Diego: “Sí es que el público era más rígido antes, yo creo que por lo mismo de ese retraso cultural. En el ‘92 veiai a Jorge González tocando con sintetizadores y en el mundo ya estaba Kurt Cobain, estaba todo atrasado. Igual, yo veo videos de esa época no más, yo no viví eso”.

Felipe: “Sí po, todos nacimos entre el ‘92 y el ‘94. Somos las bandas de los primeros nacidos post dictadura”.

-¿Creen que haber nacido después de la dictadura genera dinámicas diferentes a las generaciones anteriores?

Felipe: “Sí, nacimos supuestamente dentro de una hueá libre, pero hay otros problemas. Y este es el momento en el que uno tiene un seudo poder o que tiene la oportunidad de generar otra cosa”.

Diego: “Creo que musicalmente, estamos liberados de ese miedo al pop”.

Teran: “Estamos libres de reglas políticas y sociales que permitieron que nuestro pensamiento sea distinto. Nosotros no nacimos con la misma privación de entretención y pensamiento”.

Felipe: “Claro, la música puede ser pura entretención”.

Diego: “El manso hueveo armar una tocata en los ochenta po”.

Terán: “Hay un tema de desconfianza masivo acá de repente, nadie le compra al hueón que está al lado. Las bandas ahora son más abiertas en ese sentido. La gente se está respetando más entre sus pares. Antes todos estaban más lejos del otro pero ahora hay más conciencia sobre el trabajo en equipo y ciertas luchas. Para que las luchas surjan y se desarrollen tiene que existir la confianza en el otro y el trabajo en equipo. Creo que hablamos harto de eso en el disco. de una posición que ha comenzado a tomar la generación actual, un cambio de mentalidad. De hecho, yo creo que nuestra banda rompe el esquema de cómo tiene que ser tu vida, tener una banda para nosotros también es demostrar que trabajar en esto tiene el mismo valor que otro tipo de ocupación”.

Diego: “Es súper importante el derecho a equivocarse. Quizás ahora se respeta un poco más el derecho a fallar, a cambiar de carrera. Igual si ahora te cambiai de carrera en la primera debis seis palos y te cambiai a otra debiendo, eso es una presión que no deberia existir, para eso se está luchando. Eso hablábamos con el Nahi la otra vez, que él va a terminar de estudiar y va a quedar endeudado. No sé si querís decirlo, Nahi”.

Nahi: “Sí, obvio, jaja, voy a quedar endeudado y tendré que pagar de alguna forma”.

Roles

En Mi Arma Blanca es posible encontrar diferentes voces y también diversas formas de dirigir los discursos. “Ocupamos mucho el tú, el mí. Creo que ayuda a enganchar desde una perspectiva personal. Sirve mucho para que alguien pueda apropiarse de las canciones”.

-¿Quién es Diana?

Diego: Primero la letra era muy aleatoria, pero a la que quedó en el disco empecé a darle un significado en torno a las decisiones que uno toma. A las presiones que se reciben o que tiene encima, como por ejemplo, lo que hablábamos de la universidad. Y también le saqué otro rollo, igual me da cosa meterme en eso, porque es un tema muy delicado, pero el tema feminista… creo que en ‘Diana’ igual se toca porque Diana es un personaje en femenino.
Esa canción habla sobre una persona que está reprimida por algo, independientemente de lo que sea y que espero que el tema ayude a las personas a superar eso, a que se den cuenta que no está bien reprimirse por cumplir con expectativas ajenas”.

Felipe: “A mí por ejemplo, me llega harto esa canción, es súper inclusiva”.

Diego: “Si, yo después de sacarle el rollo llegué a eso. Diana es un personaje femenino. Y las mujeres son las que siempre han estado más reprimidas. Yo no lo sé concretamente porque no soy mujer, no puedo hablar por una porque yo no le sufrido. No voy a cantar como ella, hay canciones que sí lo hacen, hay una de Fugazi que lo hace pero yo no me voy a poner en ese rol. Siento que sería muy barza hacerlo y trato de comprenderlas desde mi parte”.

blog comments powered by Disqus