POTQ Magazine

★ Popular ahora

Entrevistas, Música

Elphomega: “No me identifica el rap que escucho en mi país”

Publicado el 20 de Junio de 2011 por

26 artículos
no tengo imagen
  • Comentarios

El colaborador por excelencia de proyectos tan emblemáticos como Hablando en Plata o Violadores del Verso, y dueño de uno de los imaginarios más agudos y complejos que la mensura del rap nos pueda ofrecer, conversó de manera exclusiva con POTQ, recién llegado a su tierra natal tras un fugaz y exitoso paso por tierras mexicanas. He aquí nuestras preguntas. Y esto fue lo que nos dijo.

El 22 de marzo pasado fue la fecha escogida para el lanzamiento del tercer larga duración de Sergio Albarracín, alias Elphomega, titulado “Phantom Pop”. Uno de los protagonistas más ilustres del reinante panorama musical en España, cuyo trabajo último no dejó indiferente a liberales, ni a conservadores. Desbordando los márgenes del dibujo reciente del hip hop en lengua castellana, Sergio y su novel placa aún no terminan de madurar los efectos que la obra mantiene ejerciendo hasta el día de hoy en el acrecentado y amorfo público.

Desde la primera fecha de anuncio del lanzamiento de “Phantom Pop”, hasta que aquello realmente ocurrió, bastante agua corrió bajo el puente. ¿Qué motivos ocasionaron el retraso?

Principalmente fue responsabilidad del nivel de autoexigencia que tanto el productor de “Phantom Pop”, Doc Diamond, y yo nos impusimos para realizar este disco. Eso nos hizo tomar un largo descanso para analizar lo que estábamos haciendo, desde una mayor perspectiva. Además, en el camino, fueron surgiendo otros factores como mi implicación en el documental “Vibraciones” o el cambio de estudio en pleno proceso de grabación.

Claramente es el tiempo el único capacitado para definir la pertinencia de un álbum, en virtud de la escena que lo circunda. A pesar del poco tiempo de rodaje que lleva tu nuevo disco, ¿cómo vislumbras el panorama de la música rap en la España actual, y qué lugar dentro de ella ocupa “Phantom Pop”?

No me planteo demasiado el lugar que ocupo dentro de la escena del hip hop en España, supongo que me limito a hacer lo que me gustaría escuchar a mí y que por distintos motivos, no encuentro en la paleta musical actual. No me identifica el rap que escucho en mi país, creo que adolece de creatividad y de originalidad, existe una ausencia de enfoques propios, más dedicados a rescatar aspectos personales. Hay mucho copycat, mucha impostura y mucho vago sin talento. Desde luego, yo intento hacer un rap para todo el mundo, no enfoco mis intenciones en el público al que sólo le apetece escuchar hip hop. Además, creo que son las personas que escuchan el disco las que deben decidir qué lugar ocupa, y con eso me refiero a un lugar dentro de un plano cotidiano, intimo y personal, no dentro de tal o cual escena. Eso es lo que a mí realmente me gustaría que ocurriese.

Desde tus primeras entregas, queda en evidencia que tu imaginario escapa de lo meramente musical, proliferan las citas y los guiños a diversos géneros y formatos artísticos. Ciertamente la música es música y no existen requisitos para poder ser partícipe de aquel goce, sin embargo, ¿a qué apuntas con aquella intención de permear tu trabajo con tan variadas anclas referenciales? ¿Sientes una división entre los oyentes que van al pie del cañón en cuanto al consumo cultural expuesto en tu obra, de los que van solamente a caballo sobre los skills y se quedan más con la forma?

Es algo que me sale natural porque son mis gustos, mis aficiones. Es mi vida, es lo que sé y es de lo que me gusta hablar. Forma parte de mi flow a la hora de rapear, ya sea rematando alguna línea con una referencia, a través de algún punchline, o sólo inspirándome en un título o secuencia de un film. Desde luego, no quiero ser pedante ni iluminar a nadie con esto, necesito soltarlo así y ya está. Si después el público accede a ciertas referencias gracias a mis rimas, pues bienvenido sea. Estoy de acuerdo con que no es necesario entender todo para disfrutar de la musicalidad de las canciones, claramente la música es universal y va más allá del idioma, pero quien capta los términos los disfruta el doble, no cabe duda, eso queda para él oyente como un tesoro a conservar por siempre, ya sabes, el lenguaje permite establecer un vínculo poderoso y fuerte. Existe cierto grado de complicidad, mucho más personal, casi de hermandad entre el que escucha y el que crea una obra.

RENOVARSE O MORIR

“Phantom Pop” suena mucho más prístino, tal vez más luminoso, en comparación con “Testimonio Libra”. Pareciera ser que la regla de “menos es más” gobierna tu último trabajo. ¿Cómo abordas en la actualidad el proceso de composición? Te lo pregunto en virtud de la idea general del disco, de la intencionalidad conceptual y también del trabajo en las máquinas con Narko.

Ése era uno de los nortes principales por abordar con este disco, desmarcarnos del sonido del anterior trabajo, hacerlo más luminoso y brillante, tanto a nivel de producciones como de mezcla, que fuese un factor notorio en el sonido final. Nos apetecía trabajar aquella sensación para “Phantom Pop”, pero sin perder cierta nota de oscuridad y melancolía en los textos. Queríamos explotar ese contraste, de ahí el concepto del título, “Phantom” son las sombras y “Pop” son las luces del disco, jugamos con ese contraste que se alterna en los beats y las rimas, de manera constante a lo largo del tracklist.

Uno de los vicios actuales del consumidor de rap es tomar el caratulín del disco y pesarlo de acuerdo a las colaboraciones que contiene. ¿Qué criterio utilizaste para las mismas? Y a propósito de esto mismo (me veo forzado a preguntarlo), ¿Illpack realmente debe morir? ¿Es efectivamente un guiño de descarte a una futura y anhelada colaboración en largo con Rafael Fernández?

No, simplemente es un juego, es nuestra manera de homenajear a un tipo de cine y estética que nos mola, no hay que ver más allá de lo evidente. Seguramente habrá más Illpack en el futuro, quien sabe si a modo de un trabajo largo con Capaz, no lo sé, es pronto aún como para decirlo. En cuanto al criterio que utilizo para elegir las colaboraciones es simplemente que el trabajo del artista me guste y sienta cierto grado de afinidad con la persona. No elijo colaboraciones por el nombre o por lo que me pueda aportar a nivel de promoción, aquella recurrente actitud me parece de lo más falso. No haré nada con nadie a quien no respete sólo por acaparar la atención de los medios o por despertar un interés acotado de cierto sector del público.

Soy de la idea de que todo artista debe hacerse cargo del mundo que lo contiene. En vista y considerando los últimos acontecimientos que la contingencia nos ha vomitado encima, ¿Cómo proyectas el oficio del músico frente a los avatares de la sociedad? ¿Cuán pertinente es hacer un disco que se apellide Pop (con todo lo bueno y malo que aquello implica) el día de hoy?

Bueno, la música es un escape para mí, aunque suene realmente utópico. El hip hop es una válvula de ficción más dentro de mi vida, aunque en él vierto mucho de mis experiencias reales, al fin y al cabo, planteo cada disco como una obra de ficción, como plantearía un libro o una película, y me aleja del mundo real que tenemos que soportar cada día cuando oyes ciertas historias, lees los periódicos o ves las noticias en televisión. Una buena obra de ficción para mí contrarresta todo eso y eso es lo que yo quiero ofrecer a los que me oyen, un viaje lejos de aquí. En cuanto al título del disco creo que era necesario llamarlo así en parte por la cantidad de prejuicios que hay dentro de la escena rap. Me parece un aporte, quizás llamarlo así haya alejado a cierta gente de este trabajo, pero por otra parte cuando escuchas el álbum sientes que eso es hip hop, no es otra cosa.

Sabemos de lo multidisciplinario de tu trabajo al ser músico, escritor de graffiti, artista visual y guionista. ¿ Qué puedes contarnos sobre royectos futuros, anhelos, intenciones a mediano plazo, colaboraciones, etc?

Ahora mismo estoy intentando sacar adelante un proyecto de novela gráfica asociándome con un amigo ilustrador, aunque todavía está todo muy verde y no sé si llegará a algo. Por otro lado, no descarto grabar nuevas canciones en breve, me apetece mucho volver pronto al estudio y afrontar un nuevo sonido, trabajar en alguna evolución lógica de ‘Phantom Pop’.

No sé si eres realmente consciente del arrastre de tu música en Latinoamérica. ¿Existe alguna posibilidad de tenerte por acá en algún futuro? Y a propósito de lo mismo, ¿qué opinión te merece el problema de la piratería y su devenir dentro de la ingeniería de la industria musical? Te lo pregunto por la ausencia de distribución de la mayoría de los álbumes de rap español por estos lados, siendo que existe una masa fiel y atenta a lo que sucede en España, que evidentemente no considera ni la distancia ni la distribución como un problema a la hora de consumir música.

Pues a finales de mayo de este año tuve la oportunidad de actuar en México D.F. y fue una experiencia genial, tanto por lo maravilloso que es el país como también por el montón de gente increíble que tuve la oportunidad de conocer y que nos trataron como hermanos. Ésa fue la primera vez que actuamos en Latinoamérica y espero que se pueda repetir pronto. En cuanto al tema de la piratería, estoy absolutamente en contra de las mafias y las mantas de discos piratas en las veredas, y aunque sé que da de comer a muchas familias, pienso que el principal beneficiado es la persona que hay detrás haciendo las copias y explotando a los que se juegan el pellejo en las calles huyendo de la policía, lo veo como una mierda. En relación a internet veo positiva la difusión que la música pueda tener por medio de esta forma y que de otra manera, por falta de infraestructura de los sellos, no podría tener. Eso ayuda a que tu música se conozca en el mundo entero y surjan oportunidades de actuar fuera de tu país como esta de México que te comento. Pienso que en este aspecto las discográficas deben actualizarse al nuevo modelo de negocio que la red propone y si no suben de manera correcta al tren prontamente desaparecerán tal cual las conocemos hoy. Es lo que les espera y se merecerán todo lo bueno o malo que les pase entremedio. Toda industria evoluciona y no puede aferrarse a un sistema caduco si quiere perdurar en el tiempo. Los que vendían plumas a principios de siglo ahora venden lápices BIC. Esto es así, renovarse o morir.

MÁS “PHANTOM” QUE “POP”

¿Has escuchado algo de rap latinoamericano?

Pues a lo último que le he echado el oído ha sido al trabajo de Ana Tijoux, compatriota vuestra y cuyo disco ha publicado mi compañía (BOA) en España. Antes de editar su disco estuvimos conversando para que apareciera en un tema de “Phantom Pop” porque yo ya la había chequeado antes por internet, pero al final por motivos de agenda no pudo llevarse a cabo la colaboración.

En honor a las toneladas de referencias en tus letras, y para hacerle la vida un poco más fácil a tus oyentes, recomiéndanos tres discos, tres libros y tres películas que todo seguidor de Elphomega debiese absorber antes de la muerte.

Bueno, esta es la típica pregunta donde lo paso mal porque o me vienen muchos títulos a la cabeza o no me viene ninguno. Bueno, así sin darle muchas vueltas, algunos imprescindibles para mí son, en cuanto a discos, “Enter the Wu-tang: 36 chambers” de Wu-Tang Clan, “Dummy” de Portishead y “America” de America. En el ámbito de las películas, “Rosemary’s Baby” de Roman Polanski, “The Pale Rider” de Clint Eastwood y “Seconds” de John Frankenheimer. Y de libros, “Something Wicked This Way Comes” de Ray Bradbury, “Demian” de Herman Hesse y “Thinner” de Stephen King.

De acuerdo a la dualidad que planteas con el título del disco, ¿qué tanto de “Phantom” y que tanto de “Pop” hay en Sergio Albarracín? ¿Eres de los que se levantan temprano y tienen todo en orden o tu pieza es un asco de comics que huele medio raro?

Más de “Phantom” creo yo, aunque tengo mis momentos “Pop” sobre todo cuando estoy en compañía, supongo que soy como cualquiera, con sus luces y sus sombras. Aquello siempre depende mucho del momento que uno esté viviendo, pero sí que mi cabeza y mis estados de ánimo en general tienden más a lo oscuro. Por otro lado no soy excesivamente madrugador, soy muy indisciplinado en eso, pero sí maniático con el orden y la limpieza, es algo que frecuentemente me quita el sueño. Odio el polvo de la estantería, sobre todo en los comics, me parece increíble que con los avances tecnológicos que existen nadie haya inventado algún sistema para eliminar el polvo de nuestras vidas.

¿Algo que quisieras agregar, algún mensaje, arenga o petición al público chileno?

Simplemente agradecer de corazón el seguimiento que hacen de mi música y decirles que me llega el calor aunque estemos separados por tantos kilómetros de tierra y océano, y que estoy deseando poder devolverles ese amor y llevarles en vivo mi rap en futuras ocasiones porque sé que allá valoran lo que construimos aquí, porque lo hacemos para todo el mundo, ¡no hay duda! ¡Un beso y un abrazo para todos!

blog comments powered by Disqus